Maki de Pulpa de Cangrejo y Prosciutto

Otra de mis comidas favoritas es la comida japonesa.  Algunos dicen que es un gusto adquirido; yo no sabría qué decirles pues desde que la probé me ha encantado.  Eso sí, nunca me atrevería a insinuar que puedo hacer sushi; o sea, imagínense, ponerme en competencia con tanto maestro sushi, es para morirse.  Lo que ahora les presento es un intento en recrear un maki.  Como verán, y habrán deducido desde el título, no es un maki tradicional.  Hace algún tiempo vi en un programa de concurso de la televisión una receta que me inspiró y quise adaptarla a mi gusto.  Es un maki que utiliza como base un pepinillo entero y va relleno de pulpa de cangrejo, con unas salsas de mango e higo.  Para mi paladar estuvo estupendo, claro está, uno siempre quiere salir airoso de una prueba como esta; pero no me puedo quejar, pues tanto a Milagritos como a mi madre les ha gustado, y eso para mí es más que suficiente.  Así que puedo deducir que fue un éxito, ¿no?  O al menos eso me dejo creer.

También cómo se habrán dado cuenta por las fotografías, este maki no tiene nada de arroz.  Como les dije anteriormente, este no es un maki convencional, y mucho menos les quiero hacer competencia alguna a los maestros de sushi.  Eso sería una broma total.  Además, sin querer queriendo, he hecho una receta sin casi nada de carbohidratos.  Digo casi nada pues utilizo un poco de azúcar en las salsas, pero eso es todo.  Bueno, aquí les va la receta e instrucciones.  Espero les guste.

Para el Maki

4 pepinillos grandes

200 gramos de pulpa de cangrejo cosida

200 gramos de espárragos verdes

1 pimiento rojo asado cortado en tiras

2 cucharadas de mayonesa

1 cucharada de mostaza amarilla

½ cucharadita de jugo de limón

1 cucharada de eneldo picado finamente

1 cucharada de cebollín picado

¼ cucharadita de pasta wasabi

200 gramos de lonjas de Prosciutto (originalmente quise hacer esta receta utilizando jamón serrano español, pero no sé dónde encontrarlo; bueno el Prosciutto es un buen sustituto, pero no el ideal)

Para el coulis de higos

2 cucharadas de mermelada de higo

2 higos secos finamente picados.

2 cucharadas de vinagre balsámico

1 cucharada de salsa de soya

4 cucharadas de agua    

Para el coulis de mango

La pulpa de un mango maduro (si no pueden conseguir mango maduro, como en mi caso, utilicen 1 lata pequeña de mango en almíbar; otra vez, no es lo ideal, pero se hace lo que se puede)

½ cucharada de pasta de ají amarillo peruano (si no pueden conseguir el ají amarillo, se puede utilizar la mitad de un jalapeño picado finamente; quizá este cambio sí sea lo ideal; lo probaré la próxima vez)

1 cucharada de azúcar

Pizca de sal

Ahora, lo primero que se tiene que hacer es cocinar los espárragos.  Ya que todo va a ser básicamente frío, se necesita cocinar esto para que esté a temperatura ambiente cuando sea hora del ensamblaje.  Así que se cocinan en agua hirviendo por unos 3 minutos, y luego se les transfiere rápidamente a un bol de agua con hielo, para poder detener automáticamente el proceso de cosido.  Se escurren bien, y se reservan.

El coulis de higos se hace en una cazuelita, se mezcla todo y se lleva a hervir.  Lo único que se necesita es que hierva y que la salsa cubra la parte de atrás de la cuchara.  El coulis de mango se hace diferente, se  mezclan todos los ingredientes en el vaso de una licuadora y se pulsa hasta que todo se haga una salsa homogénea.  Las dos salsas se reservan aparte en dos depósitos.

La pulpa de cangrejo se junta con la mayonesa (o si se quiere más “low fat” se puede utilizar yogur griego), la mostaza, el eneldo, el cebollín, el jugo de limón y la salsa wasabi.  Todo se mezcla bien, pero con cuidado para no deshacer mucho la pulpa.  Quizá la próxima vez que haga esto mezclaría todo lo de la mayonesa aparte para después incorporarla a la pulpa; así se mantiene la pulpa lo más entera que se pueda.

Para los pepinillos se necesita un poco de truco, pero no es tan difícil.  Se pelan los pepinillos y se cortan las puntas.  Luego se hace un corte a lo largo del pepinillo para poder extraer las semillas, de modo que quede como un tubo hueco y poder luego rellenarlo con la pulpa de cangrejo.

Ya cuando todo está listo para el ensamblaje, se comienza rellenando los pepinillos con dos cucharadas de la ensalada de pulpa de cangrejo.  Se unta la mezcla a lo largo del pepinillo, cuidando para dejar un poco de espacio para los demás ingredientes.  Se pone encima unas tiras de pimiento asado y se termina con algunas varillas de espárragos.  Se rellenan todos los 4 pepinillos.  Luego se forran todos los pepinillos con el Prosciutto.  Y voilá se tienen los ¡makis!  Se sirven cortados con un poco de salsa de mango  y un poco de salsa de higos.  La mezcla es estupenda.

Ahora, estuvo un poco difícil cortar los makis por esto que no utilicé el cuchillo más filudo que tengo en un comienzo.  Luego cambié de cuchillo y todo estuvo más fácil.  Quizá la próxima vez los forre con papel plástico antes de cortarlos.  La cosa es experimentar y encontrar la forma ideal de cortar unas porciones elegantes y que todavía mantengan armonía visual.  Si tienen alguna sugerencia, será más que bienvenida.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Comida Fusión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s